EL TEOREMA DE THOMAS: La Fabricación de la Realidad

“Conocer significa ver la realidad desnuda, y no significa poseer la verdad, sino penetrar bajo la superficie y esforzarse crítica y activamente por acercarse más a la verdad.” Erich Fromm.

Teorema de Thomas

Entre 1920 y 1930 diversos intelectuales comenzaron a centrar su atención en los medios de comunicación masivos, analizando sobre todo la forma en que su influencia trazaba cambios importantes en el comportamiento humano. Fue así como en 1928 el sociólogo estadounidense William I. Thomas publicó en su libro: “The Child in America; behavior problems and programs” lo que posteriormente sería conocido como el Teorema de Thomas o de la profecía autocumplida, y el cual se aplica a un sinfín de situaciones, tanto sociológicas como políticas.

Dona o compra para que te seguíamos proveyendo de información de valor.

Dicho Teorema se centra en una de las capacidades más importantes de la evolución animal es la toma de decisiones desde el interior en lugar de aceptar las que impone el exterior; y es que para Thomas previamente a todo acto de conducta autodeterminado existe un estado de examen y deliberación […] y no sólo los actos concretos dependen de la definición de la situación, sino que gradualmente toda una política de vida o la personalidad del individuo provienen de una serie de significados de este estilo.

Es decir, que: “Cuando se define una determinada imagen de la realidad, esa imagen tiene efectos reales”; como ejemplo el sociólogo identificó que diversos niños no conflictivos acababan siéndolo, solamente porque se les habían asignado ciertas características que con el paso del tiempo ellos asumían, repetían y adquirían. Thomas planteó que la definición comunicativa de una realidad, por tanto, no es nunca neutra: al contrario, resulta fundamental para el desarrollo de la misma. Lo explicaba muy gráficamente con este sencillo ejemplo: «Si la palabra “Apestar” se asocia sistemáticamente con el nombre de “Margarita”, la Margarita nunca volverá a oler bien». Es decir, las descripciones cotidianas implican gradualmente a la vida y a la personalidad del individuo mismo.

Es así como actualmente mucha de la información a la que accedemos en internet es el resultado de la puesta en marcha de algoritmos de manipulación, que buscan probar que con cada clic que nuestras preferencias quedan registradas y sirven como patrones que al final son explotados hasta que la población objetivo reaccione como ellos desean.

En nuestra actualidad la manipulación mediática o por redes sociales han llevado la batalla cibernética a nuevos niveles, y hoy no sólo basta con alterar los acontecimientos o contar verdades a medias, sino que se ha utilizado la construcción de realidades donde la gobernanza, la política y la violencia que ahora dependen en gran medida de la opinión pública, la percepción masiva y la participación ciudadana se han convertido en proyectos suscritos a interpretaciones subjetivas, pero también sumamente influidas por opiniones replicadas por bots  o troles en el mundo virtual.

Es así como en nuestro contexto debemos considerar que mucho de lo que vemos, encontramos y a veces incluso buscamos ha sido creado y diseñado específicamente para un mercado objetivo: nosotros; y desafortunadamente este nicho es a gran escala, por lo que la capacidad del grupo para convertir en reales situaciones que suponemos como tales significa que adecuemos nuestro comportamiento.

En un futuro cercano los algoritmos impulsados ​​por la manipulación mediática que hoy nos envían anuncios de automóviles o de tecnología en un par de años podrían ser bots que conversen con nosotros, o mejor dicho que, experimenten, para probar qué contenido provocará las reacciones más fuertes y confeccionar así una realidad a la medida de sus interés, sin nosotros darnos cuenta.

Las observaciones que se realizaron animaron al sociólogo a postular la siguiente proposición: «Cuando se define una determinada imagen de la realidad, esa imagen tiene efectos reales». Es el famoso teorema de Thomas o de la profecía autocumplida: cuando una situación social se presupone como tal acaba convirtiéndose en real porque el grupo adapta su conducta.

Teorema de Thomas

En el contexto de la crisis institucional y política que sufren muchos estados en estos últimos años, estamos siendo bombardeados a través de los medios masivos con dos máximas. La primera: “La política debe ser «trasversal»“. La segunda: “La política se ha convertido en sinónimo de incompetencia y corrupción”.

Si la profecía autocumplida existe, se concluye con una primera cuestión: Que de tanto repetir lo de «la política es sucia» ¿no habremos institucionalizado y normalizado la corrupción? y con una segunda pregunta que es, a fuerza de plantear que los políticos son ladrones y nulos ¿no se habrá favorecido, que muchos delincuentes e incompetentes estén entrando en política?, ¿nos estaremos ya acostumbrando y aceptando ver esto en la política?, nos los recalcan hasta el hastió en los medios. Nos quedaremos de brazos cruzados y aceptándolo como normal y cotidiano.

Libros Digitales para abrir tu mente

Libros de manipulación, poder, política, estratégica, persuasión, medios de comunicación masiva, educación política …..puedes seleccionar 2 por la promoción.

3,00 US$

síguenos

https://fb.me/elpersuasor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s